Buscar
  • Giancarla Marisio

Proyecto Coeducativo ALMANDO Preventivo en Convivencia Escolar



Proyecto “Almando” Mindfulness y PNL Metodología Coeducativa Preventiva de Convivencia Escolar en Educación Emocional

En la era del estrés, la calma se convierte en Arte Te invito a Cre-Arte

Nuestro proyecto Coeducativo “Almando”, nace de la necesidad de crear un mundo emocional sano en los principales actores del universo educativo, por medio de herramientas esenciales en educación emocional, que aporten en la nivelación del estado interno de cada participante de nuestras capacitaciones.

Nuestra consultora capacita a docentes, asistentes y directivos de instituciones educativas, como también, realizamos talleres a niños/as y jóvenes, con el propósito de potenciar sus habilidades individuales y grupales sistemáticamente, logrando, a la vez, una comprensión de sus debilidades, de tal forma que las puedan re-significar y logren, desde ahí, ir encontrando la versión de su personalidad que les ayude a avanzar en un estado interno óptimo y de nivelación emocional.

Además, “Transfórmate” abarca un factor fundamental dentro del crecimiento emocional: los padres; acompañándolos en su desarrollo mediante diversas metodologías, tal como: Mindfulness, PNL, Mentoring y Coaching. Metodologías apuntadas a todas aquellas personas que quieran aprender habilidades parentales y ampliar su conocimiento emocional, ayudándoles a encontrar distintas herramientas que les permitan un conocimiento consciente, para poder responder a los desafíos de la crianza de nuestros hijos.

Podemos destacar que, “Almando”, es un proyecto integral pensado para el desarrollo de todas las áreas que abarquen una nivelación emocional temprana, basada en aprender y potenciar habilidades blandas.

¿Por qué el sistema Educativo necesita de nuestro proyecto Almando?

Esta pregunta encuentra asidero al observar la realidad de nuestros docentes, asistentes, directivos y alumnos, puesto que, en el actual sistema, estos actores del mundo educacional se encuentran sometidos de manera constante a un estrés que posiblemente en ellos, sea crónico.

¿Qué metodologías utilizaremos para generar el equilibrio interno?

Mindfulness y programación neurolingüística (PNL), es la combinación perfecta para lograr abrir las puertas de la percepción interior y exterior de nosotros mismos y de nuestro entorno. Este programa, enfocado hacia la educación, incrementa nuestra capacidad de conexión, con el objetivo de obtener nuevas destrezas y así disfrutar de la atención plena, generando espacios de armonía conmigo mismo, entre mi equipo de trabajo y hacia mis alumnos.

La disciplina de mindfulness o atención plena, consiste en prestar atención de una forma consciente a la experiencia que se tiene en el instante presente, con interés, curiosidad, aceptación y sin prejuicios.

Cuando nosotros como docentes nos empoderamos en esta metodología, podemos, desde nuestro liderazgo emocional, incrementar estados de calma y sosiego ante cualquier eventualidad conflictiva dentro de mi grupo curso.

Es en la aceptación de la individualidad, con mis virtudes y defectos, donde conseguimos conocernos y, desde ahí, lograr reparar y comenzar a trabajar por ser mejor persona.

Entonces, ¿Cómo pueden los docentes trasmitir y traspasar la información a sus alumnos?

Una vez que incorporamos, como adultos, a nuestra rutina las meditaciones Mindfulness y PNL, se puede comprobar, en el Hacer-Ser, el traspaso de lo enseñado, mediante un liderazgo interpretativo distinto. “Siento la diferencia, luego la compruebo y ahí la manifiesto”. Nuestros alumnos aprenderán de nuestro modelado como docentes.

Otra metodología que hemos integrado a este programa es la PNL, (Programación Neurolingüística). Aunque su nombre es un poco desconocido, esta herramienta trabaja el desarrollo personal, nos permite conocer y aplicar modelos de éxito a cualquier tarea en la que se desee mejorar. Investiga patrones de Excelencia, en definitiva, descubre cómo la gente funciona.

Este modelo entra en las áreas de decisión de nuestro cerebro, donde almacenamos nuestros datos, programas que determinarán nuestro actuar en forma consciente o en forma inconsciente.

La PNL es una tecnología que nos proporciona mejorar la comunicación con uno mismo y con los demás; ella nos ayuda a entender cómo pensamos, cómo observamos las cosas, cómo actuamos. Nos permite indagar en esas experiencias que nos incomodan, para poder crear una nueva manera de manejarlas y así lograr tener una mejor calidad de vida.

Un elemento importante, que nos brinda como herramienta la PNL, son los objetivos. Éstos nos indican dirección; dicen que uno no envejece por la edad, sino porque deja de soñar. Es importante tener un propósito en la vida, una dirección clara a seguir, lo que permite tener la mente activa, llena de energía para lograr lo que queramos. Para esto, la PNL nos ayuda a concretar dichos objetivos, desde una mirada más posible y positiva.

En definitiva, esta disciplina nos ayuda a tener la rienda de nuestra vida, conectarnos con nuestras experiencias y tener claro nuestro estado actual y nuestro estado deseado.

Creemos firmemente que, la gran deuda que tenemos como sociedad, es haber olvidado que somos entrenadores físicos y emocionales de nuestros niños y niñas; que la razón no sirve de nada sin las emociones y que el cerebro es un órgano muy sofisticado y difícil de comprender, ya que posee una enorme plasticidad y que, gracias a esto, tenemos la oportunidad de comprender que la mente y el cuerpo son uno.


La mente sin la participación del cuerpo, no puede transformar el conocimiento en experiencia. Es por ello que la llamamos práctica mente-cuerpo.

Cuando mente y cuerpo trabajan juntos, la nueva información se integra a través de la emoción; el cerebro crea los sustratos bioquímicos que nos permiten SENTIR ese éxito o ese cambio o esa virtud o esa cualidad deseada: enseñamos bioquímicamente al cuerpo lo que la mente adquirió intelectualmente y la transformación se convierte en una realidad.

Esto último es la mezcla del beneficio final y completo de lo que sucederá en su establecimiento con sus alumnos, docentes y directivos. Todos alineados por un nuevo aprendizaje emocional, puesto que, Mindfulness y la PNL, son herramientas en la educación que cambian un paradigma establecido y añejo. La integración de ellas en la colegiatura total, les permitirá a todos liderar desde una habilidad emocional.


¿Quisieras conocer nuestro programa integral más profundamente?

Escríbenos


transformate@giancarlamarisio.com

16 vistas

© 2019 ALMANDO todos los derechos reservados 

  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn